“No conocí ningún simpatizante, los de Gimnasia son todos fanáticos”

0
Gritos para un ascenso inolvidable.

Carlos Carrió, símbolo del Lobo de los 80, estuvo el programa “Abrí la cancha” en Radio Gráfica. Allí recordó sus grandes momentos con la casa albiazul y les dedicó unas sentidas palabras a los hinchas triperos.

“Charly” jugó en Gimnasia 213 partidos y marcó 45 goles entre 1982 y 1988. Fue una de las figuras del ascenso del 84, y brilló en el campeonato de primera división hasta el año 1988, cuando fue transferido a Argentinos Juniors.

El mediocampista recuerda cómo llego al Lobo: “Carlos Della Savia es el que me lleva. Toma Gimnasia en el año 1982 y me ofrece ir a jugar allá. Ahí fue cuando fui a hablar con Gimnasia que tenía unos muy buenos dirigentes en ese año”.

“En un Gimnasia que era un grande en el ascenso y que había formado un gran equipo, estaba el Pipa Higuaín, Domínguez… muy buenos jugadores para la división y me convenció y arreglé. Comenzamos el 82 justo cuando desciende San Lorenzo. Ese fue un año que creo que de los seis años que estuve en Gimnasia fue unos de los mejores que integré, fueron dos equipos muy buenos, el del 82 tendría que haber ascendido directamente”, evoca.

Y luego resalta: “No me imaginaba que íbamos a hacer la campaña que hicimos en el 84, veníamos de un año terrible, el club estaba mal pero se apostó a Nito Veiga que fue el técnico que venía de Independiente que armó un equipo increíble que después iba a ser campeón. Empezaron a convocar jugadores y cambió el equipo totalmente, llegaron 5 o 6 incorporaciones buenas como el Bocha Flores, Ingrao, Lúquez, Molina”.

“Algo que nadie sabe es que yo me lesiono con Defensores de Belgrano, salgo en el primer tiempo ganando 1 a 0 hacen el cambio yo me había desgarrado y ya pensaba que no podía jugar la final” del octogonal. Sin embargo, Racing había jugado con Lanús y se suspende el partido, entonces se atrasa una semana más, o sea que yo tenía casi diez días para recuperarme, de los cuales entrené tres días. Iba a probar antes del partido, probé y me sentía bien y después el partido fue excepcional y la gente se caía de la tribuna”, exclama.

Atado a ello, el crack clase 55 recuerda a la hinchada tripera y su fidelidad: “Hablar de la gente de Gimnasia es algo que te pone la piel de gallina, porque son gente muy apasionada, yo no conocí ningún simpatizante hincha de Gimnasia, son todos fanáticos”.

“Me gustaría agradecerle a la gente de Gimnasia, yo estuve seis años dentro del Club, darle a la gente lo bueno, malo, regular que pude hacer sé que tengo muchos conocidos y amigos de La Plata. Solamente agradecer el cariño que te dan cuando las cosas salen bien y también te obligan cuando las cosas te salen mal. Es una gran hinchada que uno no puede dejar de recordarla para siempre”.

-Bautista Giannini-

Visita de Diego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here