“SERENATA” TRIPERA PARA CARLOS

0
Pamela y Carlos Mancuello.

Carlos Alberto Mancuello, uno de los “músicos” de la vieja banda de Fierro, está dando pelea por su vida. Desde hace casi un mes se encuentra internado en la Clínica de la Comunidad de Ensenada con un complejo cuadro de coronavirus.

Tras una semana en el centro asistencial, su cuadro se agravó, por lo que debió ser trasladado a la terapia intensiva. Inclusive, hace unos días, la familia fue convocada por el crítico estado de salud, presagiando el peor final.

“De tener un panorama muy malo, empezó a repuntar. Pese a que sigue en coma farmacológico y en estado crítico, recuperó una normal saturación, se le estabilizaron valores y no levantó más fiebre. Está estable dentro de su gravedad”, describe su hija, Pamela, en diálogo con Ginasiá.

Y prosigue: “cuando tuvo esa descompensación grande nos avisaron a la noche. Fue realmente un parte muy feo y fuimos al día siguiente a la mañana, entre llantos. Mi tío había llevado la trompeta, el instrumento que mi viejo le inculcó a toda la familia”.

Afinado en «Dale Lobo».

“Así fue que toqué en la plaza esa mañana y a la tarde me llama el médico para decirme que mi papá se había estabilizado”, revela. Tal acto ahora es repetido por Pamela todas las mañanas: “es oscuro, no hay un alma, hago el toquecito y me vuelvo porque los vecinos me deben odiar… Y a las 18 horas toco la marcha ‘Teniente Donovan’. Es mi forma de darle fuerzas”.

Berisso 100 % tripero

“Nosotros vivimos en Villa Nueva, un barrio donde no hay otra cosa que no sea Gimnasia. Cada vez que juega el Lobo, ahora que no se puede ir a la cancha, nosotros salimos con los instrumentos y tocamos las canciones para todos los que se van acercando”, añade.

Al igual que sus hermanos Alita y el Ruso, Pamela incorporó la música a su forma de vida, aprendida en los jardines y en la tribuna del Bosque.

Carlos junto a su nieta, disfrazados para un acto del jardín de infantes.

“Mi papá es de Corrientes, entró a los 14 años al Ejército, empezó a estudiar música y empezó a volar con la trompeta. Se fue de baja para irse de mochilero a Brasil. Allí estuvo algunos años y después se fue a vivir a Mar del Plata. Estuvo en la Marina y también integró la banda de música. Tuvo el pase a Ensenada donde conoció a mi mamá, a los 27-28 años y rindió para la banda de Policía, donde estuvo hasta que se jubiló”, reseña, con el agregado de que a su llegada, Carlos abrazó con fuerza la zona ribereña del Gran La Plata. “El peronismo y el Lobo”, exclama.

Ahora, ante este difícil trance, subraya que la música “es la manera en la que podemos estar conectados” y que “estemos listos para tocar juntos todos los temas de Gimnasia”.

“Fue lo que hizo toda la vida mi papá, nos criamos en la cancha de Gimnasia y allí queremos volver juntos”, sentencia. Entre ‘Diana’ y ‘Teniente Donovan’, se establece el nuevo horario para la más maravillosa música: ‘llega tocando bombo con la trompeta…’ ¡Fuerza Carlos!

La otra medicina para Carlos.
Pamela y Carlos Mancuello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here