“POR PUEBLO Y FIDELIDAD, GIMNASIA ES INCREÍBLE”

0
Entrenamiento a cancha llena.

José ‘Chino’ Vizcarra, un agradecido de todos los clubes en los que jugó, ni más ni menos que por darle la posibilidad de trabajar. El especial cariño para con el Lobo y un vínculo que perdura hasta hoy. “Marcó mi carrera, me dio la posibilidad de tener mi casa y siempre es el mejor mi deseo para los triperos”.

La pandemia lo dejó varado en El Salvador, sin poder entrenar y mucho menos jugar. El año lo terminó despuntando el vicio en Central Córdoba de Rosario y afincado nuevamente en Funes. De 2009 al 2012 le tocó lidiar con momentos muy duros desde lo deportivo e institucional y pese a todo dejó un muy buen recuerdo en el Lobo.

“Fueron tres años y vivimos muchas cosas fuertes, hice muchos amigos en La Plata, muchos hinchas de Gimnasia con quienes al día de hoy mantengo la relación. Estando en Buenos Aires iba a La Plata una vez por semana y a la cancha cada vez que podía. Más allá de todo la pasé muy bien en el Club, la gente de Gimnasia es increíble, su pueblo, su fidelidad y eso que venía de Central que tampoco es cualquier equipo. No lo podía creer”, revela José ‘Chino’ Vizcarra en diálogo con Ginasiá!.

Además, recalca: “mi hija más grande nació en La Plata, es un arraigo muy fuerte con la ciudad. Y con el Club ni hablar, le deseo lo mejor siempre a Gimnasia, lo quiero mucho, siempre tuve la mejor relación con los empleados e hinchas”.

Aquella final

“Fue horrible ese partido”. Vizcarra se refiere a la final de la Copa Argentina disputada en diciembre de 2018 en Mendoza. “Yo de Central, deseaba que Gimnasia también gane. Fue raro. Lo viví en Buenos Aires solo y al mismo tiempo que era un festejo, también era un lamento”.

Diego corazón

“Me dolió en el alma lo de Diego. Fue la inspiración para los que empezamos a jugar al fútbol. Gran ídolo y referente”, dijo el actual delantero del Charrúa rosarino en torno al paso a la eternidad del 10.

En ese sentido, recuerda: “en la promoción del 2011 con San Martín de San Juan fue la oportunidad en la que lo crucé en el Bosque. El apareció al vestuario a saludarnos a todos. Yo estaba por ir a algún entrenamiento hasta que pasa la pandemia. Y me dolió mucho no haber podido llegar a compartir ese momento”, añade.

Además, destaca “con los muchachos que trabajan en el Club iba hablando y me decían que en el día a día se lo veía cada vez mejor, que el fútbol le daba vida y su trato con los empleados era sensacional. Un gigante con los humildes”.

Sobre su futuro, teniendo en cuenta que hasta final de temporada jugó como aficionado ya que los plazos para firmar como profesional estaban vencidos, el futbolista de 36 años fue claro: “tengo ganas de jugar y pocas ganas de irme del país”.

“Ahora lo mejor para Mariano Messera y Leandro Martini. A Mariano le tengo un gran cariño, fuimos compañeros en Central. Es un tipazo y sé lo que ama el Club, por eso cuando les toca esta posibilidad les deseo doblemente lo mejor. Sufren como hinchas”, expresa.

“ Y a Gimnasia lo mejor también. Me dieron la posibilidad de trabajar, siempre depende de lo que se vive en el momento el recuerdo que quede, pero Gimnasia tuvo eso de tener cosas personales muy lindas, más allá de lo feo que puede ser un descenso. Marcó mi carrera. Gimnasia me dio la posibilidad de tener mi casa y siempre es mi mejor deseo para los triperos”, sentencia.

Posando con un ejemplar de Revista Ginasiá (archivo 2012).

Saltando al campo de juego con su hija en brazos.
Entrenamiento a cancha llena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here