CREER y CREAR

0
Aleman y Ayala. Muy buena actuación en el Nuevo Gasómetro.-

Nicolás Contín siempre buscó y siempre encontró su espacio entre los centrales de San Lorenzo. En medio de los tanos Gattoni y Donatti estaba el relicario. Cuando no estuvo Contín, aprovechó Ramírez. Un premio a la constancia y la dedicación. Fe y trabajo. Confianza y talento. Creer y crear.

Cuesta. Siempre cuesta en el fútbol argentino. Incluso cuando los rivales llegan diezmados y flaquean en sus planteos. Mariano Soso sigue sin encontrarle la vuelta a ninguno de sus equipos, fundamentalmente en el orden defensivo. San Lorenzo sigue sin encontrarle la vuelta a la elección de sus técnicos.

Un enorme desahogo el gol de Lucas Barrios. Aquel que bajó de la cruz en la que lo clavaron los triperos luego de aquel penal ante Patronato y para estampar la victoria de Gimnasia. Una victoria totalmente meritoria, trabajada y construida durante la previa y el partido mismo. El Lobo se aprovechó de las grandes falencias azulgranas y llega con chances a la última fecha de la fase.

Sostenemos el análisis de estos partidos porque sostiene el equipo su intensidad. La idea de juego de Leandro Martini y Mariano Messera es clara, persistente pero ecléctica en los detalles que le permiten ser una escuadra práctica. La seguridad y la enorme capacidad de Fatura Broun, la fortaleza defensiva más allá de los cambios en la zaga, el respeto de los marcadores de punta por aquel viejo mandamiento: “primero la marca y después el ataque”, el criterio de la dupla Mancilla-Ayala, la creación que encuentra Miranda en su dinámica y Aleman en su aplomo y el enorme trabajo posicional que alternan Ramírez y Contín. Este último cumpliendo una doble función de enganche y 9 de área. Además, las pelotas paradas a cargo de Ayala son un arma letal entre el ahora vasto arsenal tripero.

Primer tiempo con un visitante superior. Debió reflejarse en el marcador de no ser por el erróneo offside cobrado en el final de la etapa. Brahian Aleman se mostró muy activo hasta la mitad del primer tiempo. El desgaste físico lo forzó a tirarse sobre la banda, retrocediendo y avanzando poco, aprovechando su criterio para distribuir. Por el contrario. El despliegue de Miranda le abrió ofertas a Ayala hacia la banda y a Melluso para poder pasar sin inconvenientes –aunque el 32 haya tenido como estricta prioridad la marca de Oscar Romero-. Contín siempre molesta a espaldas del 5 rival, aunque a veces el apoyo a los volantes lo deje demasiado lejos del área.

Acepto que en mi impaciencia en varios tramos del partido pensé en Ramírez como un heredero de Tijanovic. Siempre bien posicionado, siempre presionando, siempre con garra pero que con la pelota en los pies siempre se equivoca. Y no me equivoqué hasta que me equivoqué en la jugada más importante del partido, lo cual acepto con un enorme beneplácito.

Gran acierto la inclusión de Paradela en un momento determinado del partido, cuando San Lorenzo estaba totalmente partido, los volantes no ocupaban sus posiciones y la zaga central marcaba a la intemperie. No era tan necesario el desborde lateral de Miranda sino el encare frontal de José.

Los movimientos de la Perla empezaron a terminar en el área. Durante varios minutos fue en solitario, hasta que la dupla técnica MM observó que Contín estaba generando más de lo que definía y decidió sacar al generador para poner al definidor, al 9 que la metiera abajo del arco aunque tuviera la pólvora mojada. Creer y crear. Barrios. Gol.

Se difundió notablemente un video de Diego pidiéndonos fe. “Crean, muchachos, crean. Que hay corazón y unas pelotas así”. Los primeros fueron Leandro Martini y Mariano Messera. Los que entendieron. Los que además se animaron a tomar decisiones y reivindicar a Gimnasia haciéndolo salir a ganar en cada cancha. Algo tan difícil en el fútbol argentino como salir del viejo y burdo apotegma en el que tanto tiempo nos sumimos de que “sólo se gana con huevos”. No sólo creen en sus pibes, crean juego.

Si me lo pide Diego, yo creo.

Lautaro Fernández Elem.-

Aleman y Ayala. Muy buena actuación en el Nuevo Gasómetro.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here