GIMNASIA ESTÁ DE VUELTA

0
Debut con gol para Carbonero (foto: @gimnasiaoficial).-

Mientras creyentes y no creyentes rezamos por la salud de Diego, seguimos pensando en Gimnasia. En el arranque esperanzador del último viernes y en lo que se viene para enfrentar a Vélez Sarsfield.

Un comienzo ciertamente alentador el que se dio frente a Patronato de Paraná, que, si bien, no tuvo grandes herramientas, fue un dolor de cabeza en otros momentos para algunos equipos del Lobo que no supieron hacerle frente.

Algo no por sencillo menos importante: Gimnasia salió atacar desde el primer momento. Es algo redundante frente a “Patronato de local” pero lamentablemente no lo hemos visto en todos los encuentros de este calibre jugados en el Bosque. Naturalmente deberá ser refrendado el domingo frente a un Vélez -a priori- más potente.

Gimnasia buscó un juego ofensivo, con una presión intensa en el medio campo y una salida ordenada y vertical desde el fondo. Mancilla y Víctor Ayala cumplieron una importante función en el eje de la cancha, posicionándose uno delante del otro, a diferencia de los “doble 5” que hemos visto en los últimos torneos de centro izquierdo y centro derecho. El buen pie de Matías García y la sorprendente velocidad de Carbonero fueron importantes en el desborde pero también jugando hacia adentro. García y Ayala debieron asociarse con Contín fuera del área para suplir la falta de juego de Matías Pérez García que no brillo y salió lesionado en el entretiempo.

Uno piensa en Paradela como reemplazo natural pero, evidentemente, para Mendez prima Matías Miranda. Si el esquema se mantiene, no es algo descabellado, aunque sí abogamos por la inclusión de Paradé un considerable tiempo de juego. Brahian Alemán está notablemente fuera de forma. No hace falta ser velocista para jugar al fútbol y menos con el estilo del uruguayo, pero no tener aire para resolver en las puertas del área ya es una expresión preocupante de la falta de ritmo del número 20.

El segundo tiempo arrancó con un Gimnasia bastante más atrás o, por lo menos, no con el mismo ímpetu que en el primero. Lo que para quien escribe fue la reiteración de un error conservador, terminó corrigiéndose por el orden y la verticalidad que encontró nuevamente en Mancilla y Ayala. Conteniendo y atacando, respectivamente. Es justo señalar el buen ritmo, la precisión y la velocidad del paraguayo, que no dudó en hacer los 70 metros llanos en 3 contragolpes seguidos llegando al segundo palo en área rival.

No menor: la buena pegada del recién mencionado y el acierto en el área contraria de nuestros centrales es un arma importante. Muy necesaria cuando el juego y la contundencia no abundan. Esta vez fue Coronel, pero Paolo Goltz y en su momento Guanini también convirtieron por esa vía. Punto para la pelota parada de Méndez-González.

Ante una misma circunstancia eventualmente apremiante, otro puntal emerge y es sin duda Fatura Broun. Autor de la mejor atajada de la fecha y providencial cada vez que se lo exigió durante los últimos partidos. Gran incorporación e importante gestión para retenerlo. Como escuché por ahí: “el arquero más regular desde Monetti en la B Nacional”.

Vélez no es Patronato. A juzgar por lo visto en los integrantes de esta Zona 6, el tripero es superior colectivamente, pero aún es muy temprano y las ansias de una buena campaña en esta Copa pueden obnubilarnos. El buen pie del retornado Ricardo Álvarez y la velocidad de Almada o Centurión son desafíos para el medio campo y la defensa tripera. El Chelo Weingandt deberá estar atento: el viernes cumplió y con los partidos irá asentando un camino al ataque cada vez más criterioso, pero el domingo la prioridad será no descuidar su banda.

Bien Gimnasia, bien. La azul y blanca en el verde césped nos reconfortó. Nuestro corazón partido entre la vuelta del fútbol y la angustia por la salud de Diego Armando vuelve a sufrir. No cabe duda: Gimnasia está de vuelta.

Lautaro Fernández Elem

Debut con gol para Carbonero (foto: @gimnasiaoficial).-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here