¿POR QUÉ SE FUE?

0
2188
Diego, cercado por el presidente saliente.

Diego Maradona no llegó a Gimnasia por Gabriel Pellegrino pero sí se fue por su culpa. Si observamos con esmero su llegada, en ningún momento el presidente contó a quién se le ocurrió, ni cómo se gestionó ¿Quién no contaría orgulloso algo así? Es que la llamada provino de afuera. Pellegrino recibió un regalo que lo salvaba ¿Lo compartió con Gimnasia?: NO.

Fíjense que Maradona no conoció más que Estancia Chica y el Estadio del Bosque. Se le negó la posibilidad de todo contacto con socios e incluso algunos miembros de comisión directiva, o integrantes de otras disciplinas y, obviamente, a sectores críticos a Pellegrino.

En concreto, el presidente saliente lo encerró, para que escuchara una sola versión, lo ocultó a candidatos y a socios de Gimnasia. Utilizó a Maradona para presionar y extorsionar. Así intentó tapar una gestión desastrosa y una gran pena, lo único que le salió bien a Pellegrino, fue crear un cerco alrededor del más grande, hecho que posibilitó su alejamiento. Por eso Maradona dice desconocer las razones del alejamiento del presidente.

Pellegrino no sólo fracasó en futbol donde recibió un equipo en el puesto 10º y en Copa Sudamericana (recibiendo 250 mil dólares) y dejó un equipo último en promedio. No sólo por su política de refuerzos. También fracasó por intentar hacernos creer que Gimnasia es un club de barrio donde debíamos ponernos contentos porque se levantó un baño en un solo sector del Estadio, con materiales donados y después de tres años de mandato. Por sumar deportes antes que pensar en los espacios donde ese deporte se debe desarrollar. Por no poder solucionar problemas tales como chicas de hockey que juegan sin un baño en una cancha que Pellegrino tampoco consiguió, aunque se haya puesto para la foto. Un año sin conseguir sponsor en la camiseta, llegó Maradona, y más allá de poner el número 10 en la parte de atrás de camisetas, el único producto que lograron fue una camiseta de Le Coq.

En la sede no hay productos nuevos. Se quiso apropiar de la “Casa de Lobos”, cuando su principal gestor hoy está en la oposición. No pudo lograr armar una lista propia, ni usando la figura de Maradona, ya cansados de su inestabilidad emocional, a una hora diciendo algo y luego contradiciendo lo anterior. (Se recuerda cuando declaró en una radio que estaban analizando si era necesario mudar la localía al estadio Ciudad de La Plata tras la llegada de Maradona, y en otra radio, pocas horas después, declarar lo contrario diciendo “Nunca se barajó la idea de jugar en el Estadio Ciudad de La Plata”), pero además de ese desequilibrio notorio, también estuvieron esos viajes a Europa sin beneficio alguno para Gimnasia y caprichos como querer prestarle el Estadio al rival o llevar a entrenar a Estancia un arquero que terminó en la segunda categoría, que había insultado a Gimnasia en las redes sociales.

Pero esto puede ser anecdótico si se quiere, cuando uno no deja de pensar qué plantel deja la gestión Pellegrino, qué jugador se puede vender. Algunos se olvidan que Pellegrino recibió 800 mil dólares por Ibáñez, proveniente de la gestión anterior, también tuvo ingresos millonarios por Lisandro Magallán y contó con los ingresos por la venta de plateas de la Tribuna Basile. Un 25 % del futuro de la venta de Nacho Fernández puede ser para el Club, nada tuvo que ver Pellegrino en eso. Incluso, si la memoria no me falla, el club recibió dinero por la participación de Ramos (selección de Perú) y Meza, en el Mundial. Dinero tuvo, y no lo generó su gestión. Esto va más allá de ceder a un emblema Rinaudo a un rival directo o las promesas incumplidas en campaña ¿Qué deja Pellegrino ahora?

Rafael Ton

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here