MERENDERO “LOS LOBITOS”, SOLIDARIDAD A PULMÓN

0
394
Solamente un purrete vistiendo tus colores, uno solo que vele -cual centinela- el Bosque; y entonces mi Gimnasia ¡No morirá jamás!.-

Sin ninguna ayuda estatal, en Los Hornos se mueven para que los chicos del barrio puedan disfrutar de -al menos- una rica merienda los fines de semana. Están recibiendo donaciones para paliar la creciente necesidad social.

De diversas jornadas solidarias encaradas el año pasado por Juventud Gimnasista, se desprendió el caso particular de ayuda a una joven que sufrió el incendio de la casilla en la que vivía junto a su mamá, en Altos de San Lorenzo.

Al mudarse a Los Hornos, movidas por la necesidad -propia y ajena- comenzaron a dialogar con otras madres del barrio y decidieron abrir un merendero para ayudar a los niños en situación de vulnerabilidad alimenticia.

Así nació “Los Lobitos”, ubicado en calle 58 entre 156 y 157, lugar donde el pasado sábado acudieron cerca de 60 chicos para celebrar como acto oficial inaugural el Día de la Primavera.

Merced a la gestión de la Filial Los Hornos, cada chico tuvo su camiseta de Gimnasia y no dudaron un segundo en ponérsela y, así, disfrutar de una tarde de juegos, cobijados por la franja azul marino.

“Por ahora estamos los fines de semana porque es hasta donde nos alcanza la mercadería, ya que no tenemos ningún tipo de ayuda, todo es por donaciones”, explicó Abril, madrina del merendero, en diálogo con Ginasiá.

La joven estudiante de Trabajo Social recalcó que al no haber “ningún tipo de ayuda estatal, todo es a pulmón de las mamás del barrio. Contamos con 60-65 chicos, de meses a 8 años de edad”.

“No hay lugar físico para tener las cosas, así que las donaciones las vamos a estar guardando y llevándolas cuando sea necesario. Lo mismo que los juegos”, completó Abril, quien mientras tanto ultima detalles para comenzar a desarrollar talleres didácticos en el barrio.

Para empoderar esta tarea, “Los Lobitos” necesitan mesas, leche, cacao, azúcar, galletitas, golosinas y cualquier cosa que sirva para compartir en la merienda. Además, ya piensan en rifas para poder realizar un techo para, en caso de lluvia, no tener que suspender la merienda, mientras también avanzan en la conformación de un ropero solidario.

Quienes puedan colaborar, deberán comunicarse al 221-6709838.

En tiempos de neoliberalismo hambreador, una bocanada de aire puro para la castigada periferia platense. Los chicos, como otros tantos cientos postergados, sueñan con poder ser convocados al Estadio del Bosque para cumplir el sueño de presenciar un partido y lucir con más orgullo aún la camiseta y gritar bien fuerte “¡Dale Lobo!”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here