¡LOBO PURA VIDA!

1

Desde Costa Rica, Pablo Valenti recuerda sus años al frente del programa partidario televisivo. La importancia de haber recogido el legado de “Gimnasia una Pasión” con el foco puesto en la producción y en la indestructible fidelidad tripera. El final del ciclo -censura vía Grupo Clarín mediante- y la filial tica gimnasista en las costas del Pacífico.

“Comencé a hacer televisión en 1992, en lo que era Dardo Rocha Cable Visión. Era un programa de hockey sobre césped, el cual se emitía justo antes de ‘Gimnasia una Pasión’. En todo momento, además del hockey local, denotábamos que éramos de Gimnasia. La semana que habíamos ganado 2 a 0 en cancha de Estudiantes, con los goles de Ostolaza y Guillermo, toda la ciudad estaba pendiente del programa partidario; pero cuando termina el programa de hockey, yo digo ‘después de este hermoso fin de semana, nos despedimos con los goles más lindos del domingo’… y puse los goles de Gimnasia, nada de hockey. Así fue como la gente en su gran mayoría me había conocido antes de que agarre el timón del programa que luego dejarían los muchachos”.

Con esta evocación, Pablo Valenti recuerda el germen de lo que fue la conducción del programa partidario en la pantalla del extinto Dardo Rocha Cable Visión.

“En 1996 me llama la dirección del canal para ofrecerme hacer el programa de Gimnasia porque dejaban de hacer ‘Gimnasia una Pasión’. Y así arrancó ‘Gimnasia 96’, en el torneo posterior a esa máquina de Timoteo. Arrancó en septiembre, con el Apertura”, consigna en diálogo con Ginasiá.

Luego subraya que “la idea siempre fue la de defender al hincha y retratar a la pasión que caracteriza al pueblo gimnasista. Era más de color y para mimar el costado del tripero. Con muy buena edición y nivel de imágenes, además del laburo de producción. Pensado para ser un producto de calidad teniendo en cuenta las herramientas que teníamos. Así fue ‘Gimnasia 96’, ‘Gimnasia 97’ y ‘Gimnasia 98’, hasta que se transforma en ‘Lobomaníacos’, que termina en finales de 2006, principios de 2007”.

“Lo que más rescato de esa época fue justamente el nivel logrado de producción y edición, con participación de artistas, más allá de entrevistas en piso de los deportistas y toda la gente ligada al Club. También las muy buenas imágenes propias. Uno de los crudos que más me gusta, si no el que más, es el gol del Tornado Alonso en cancha de Estudiantes, de cara a la gente de Gimnasia. El programa entrevistó a absolutamente todos los actores de la vida gimnasista y fue un programa muy contrera de todo el periodismo hegemónico pro-pincha que vivió, vive y vivirá en nuestra ciudad de la mano del pequeño multimedio mafioso. Yo lo castigaba mucho desde mi programa, hacíamos periodismos de periodistas, sí, pero con quienes se comportaban mal con nuestro Club y nuestros hinchas, pero la idea era mimar al pueblo gimnasista”, enfatiza.

También sostiene que “las mayores satisfacciones siempre tuvieron que ver con la gente. Fue un programa que regaló muchísimas camisetas y al día de hoy me cruzo con hinchas que me saludan porque conservan la remera o recuerdos del programa. El tripero siempre me trató con mucho cariño”.

Go Negro Go

“La venida a Costa Rica tiene que ver con que empezaba una etapa negra en muchos aspectos. Sufrí una censura indirecta e insólita. En 2006 era presidente Juan José Muñoz y él había ido a los estudios de Multicanal al programa ‘Fuera de Juego’ y ahí se le salió la cadena y atacó ferozmente  a Clarín, le iba con los tapones de punta porque había presentado un proyecto en AFA para que otra empresa se haga cargo de los derechos televisivos de los clubes y el grupo se le vino encima, habló barbaridades de Lucio Pagliaro (accionista) y un par más. Me llaman al otro día a mi casa avisando que mi programa no iba a salir al aire por esos dichos, porque estaba en el mismo canal. Algo insólito”, explica.

También contextualiza: “veníamos de un Gimnasia demonizado a través de los medios, de la mano de TyC Sports y Clarín; Muñoz enloquecido; a mí me estaban censurado por algo que no tenía nada que ver, advirtiendo que iban a revisar los contenidos, así que opté por cortar con el programa, también con mis actividades. No iba a negociar mis convicciones”.

“Aparece la chance a partir de unos amigos costarricenses y de Marcelo ‘Negro’ Gómez  (exjugador de Gimnasia, de gran recuerdo en la institución) quien había terminado su carrera aquí en Costa Rica e inició un negocio. Me convocaron a trabajar y me gustó el lugar”, añade, para luego graficar: “en estos últimos 12 años viví la mitad aquí, yendo y viniendo y ya en los últimos cinco años definitivamente instalado”.

Y sobre la vida en Costa Rica, reseña: “Estoy en Potrero, sobre el lado del Pacífico, al norte del país, tengo un chiringuito en una calle que es un acceso a la playa, vendo desayunos, minutas de playa. Es un Potrero totalmente gimnasista, fidelicé un montón de locales y hay camisetas por todos lados. Es un país muy futbolero que conocen mucho de la historia del fútbol argentino, más que nosotros mismos quizás”.

“Acá le dicen ‘el Gimnasia y Esgrima’, así que estamos en una filial entre comillas liderada por todos los que amamos al Lobo y andamos por esta zona”, sentencia.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here