“Las malas gestiones terminan en esto: concursados caprichosamente y con nueva deuda”

0

El actual referente de Alternativa Tripera, Aníbal Vicente, analiza la situación institucional y futbolística de Gimnasia. En 2006 integró la lista que por primera vez en la historia ganó la elección de renovación parcial de autoridades y le permitió a la oposición ingresar a Comisión Directiva. Fue colaborador de “Tribuna Gimnasista”.

En la ciudad varios lo conocen de los pasillos de la Facultad de Derecho, por ser profesor de historia y también por su arbitraje durante muchos años en la Liga Amateur. Pero todos identifican a Aníbal Vicente con Gimnasia; por ir a todas las canchas; integrar la Filial Parque Castelli y por su participación en la vida institucional.

¿Qué piensa de la situación de Jan Hurtado en particular y de la política de estos últimos años con respecto al fútbol profesional en general?

El caso Hurtado es una muestra más de la desidia con que se maneja el fútbol profesional, además de no contar el asociado con una clara información al respecto, ya que por los medios se hizo saber que se elevaría su cláusula de salida a 10 millones de dólares, algo que nunca ocurrió, sin saber si existe cláusula alguna y monto. Lo grave de la situación es que el socio no sabe por qué no se presentó a entrenar junto con el resto de sus compañeros en tiempo y forma y en ese lapso estuvo recorriendo Europa sin saber si contaba con permiso del club o no.

En definitiva, este caso no escapa a lo que sucede en el fútbol profesional en todos sus aspectos, sin un rumbo claro futbolístico, los distintos entrenadores que pasaron por el Club en los últimos años que nada tienen que ver uno con el otro sostienen este pensamiento. Es de destacar que cada mercado de pases es tortuoso poder incorporar jugadores de cierta calidad, por la sencilla razón que no podemos valorar y potenciar los jugadores de nuestro semillero, que es otra discusión.

¿Se acercaron a ayudar a esta Comisión Directiva?

Desde Alternativa Tripera, luego de cada acto eleccionario, siempre nos hemos puesto a disposición de cada CD y en el caso de la actual gestión no fue la excepción, además de acercar proyectos que creemos poder llevar a cabo. La respuesta en un principio es la de agradecer y que se nos convocará a la brevedad, pero la gestión transcurre y el llamado no se produce, hemos presentado varias notas por mesa de entradas de diversos temas y pedidos y la respuesta ha sido el silencio.

¿Qué modelo de Club tienen desde Alternativa Tripera? ¿Qué le hace falta a Gimnasia para crecer como Club?

Desde Alternativa Tripera siempre hemos defendido un Club en manos de sus socios, en donde la participación activa del socio es vital en todos los aspectos del devenir institucional, se debe mantener informado al asociado sobre las cuestiones que hacen a la vida de Gimnasia, la lucha incondicional por la defensa de nuestro patrimonio siempre ha sido uno de nuestros postulados que hoy en día requiere no sólo la defensa sino también poder seguir creciendo en infraestructura en todas sus Sedes, poder proseguir con obras en nuestro estadio del bosque es fundamental e imperioso.

Las prioridades que tendríamos siendo gobierno de Gimnasia serían invertir en el fútbol infantil/juvenil con mayor cantidad de recursos que en definitiva es lo que nos va a hacer crecer como club, aumentar la cantidad de socios y que los mismos se mantengan en el tiempo brindándoles distintos beneficios para que así suceda, nuestro estadio del bosque es prioridad para crecer institucionalmente, los refuerzos del fútbol profesional deben ser pocos, buenos y en puestos necesarios ya que nos vamos a nutrir de nuestros jugadores de inferiores.

Para crecer como club además de las prioridades enumeradas anteriormente, nos hace falta entender a socios e hinchas del club que no podemos esperar que venga el empresario de turno a decirnos que va a poner “x” cantidad de dinero, que sí lo hace obviamente lo va a recuperar, hay que cambiar esa matriz.

¿A qué responde el bajo promedio?

Así como no existe un proyecto institucional en casi ningún área del club, la baja del promedio es una consecuencia de la falta de proyecto y criterio en el fútbol profesional, cambios de cuerpos técnicos de diferentes gustos futbolísticos, ventas de jugadores de inferiores por valores ínfimos y al mercado local y llegada de jugadores de escasa relevancia, hace que cada mercado de pases Gimnasia tenga menos plantel que el torneo anterior.

En la década del 90 Gimnasia peleaba campeonatos, vendió grandes jugadores al exterior, ganaba más clásicos de los que perdía, muy especialmente en el Bosque donde estuvo una década sin ninguna derrota ¿No se supo aprovechar ese momento?

No, realmente. Sin dudas se desaprovechó una gran oportunidad. Gimnasia futbolísticamente se posicionó entre los 5 mejores equipos de esa época. Es evidente que ese crecimiento no fue acompañado de un desarrollo institucional sustentable, y eso obedeció a errores dirigenciales, se invirtió muy mal. No se destinó el dinero que ingresó a la realización de obras que ayudaran a crecer patrimonialmente. Se descuidó de manera imperdonable el trabajo de inferiores. Finalmente todo ese combo de malas gestiones termina en este presente,  concursados caprichosamente y con una deuda post-concursal,  que es del doble de la que había cuando se efectivizó el mismo. Lamentable por donde se lo mire.

Integró la Filial Parque Castelli, muy presente en las movilizaciones de hinchas ¿Qué piensa del “tema filiales”? Teniendo en cuenta que no hay más visitantes

Tuve el honor de ser fundador y vicepresidente de esa Filial, junto a grandes triperos como Ricardo ‘Gancho’ Lemos, el Negro Juan Pablo Morino, el Torugo, Horacio Haird, el Gordo Díaz, entre otros. Ante todo quiero decir que es una obligación de todos los dirigentes y del Estado, trabajar seriamente,  para que los visitantes vuelvan a los estadios cuanto antes. Es una falacia que no se puede controlar la seguridad para que ello ocurra.

Respecto del rol de las filiales es obvio que no debe, ni puede reducirse al tema movilizaciones. En nuestro proyecto, deben ser apéndices del Club en todo el sentido de la palabra.

Las filiales tienen que ser el Club en el lugar en el que estén enclavadas, sea un país, una provincia, una ciudad o un barrio. Para ello se las debe dotar, desde la Institución, de los elementos tecnológicos necesarios para realizar la tarea de fidelización por un lado y de  operatividad por el otro, para que el socio que está alejado físicamente del Club por cuestiones de distancia, encuentre en ellas la solución a los problemas que se  le puedan presentar, y desde allí también aportar y participar de la vida de nuestro Club.

Fue uno de los referentes en la lucha por la localía y por la reconstrucción del predio del Bosque ¿Cómo ve el panorama actual y a futuro del Estadio de Gimnasia, a pocos años de su centenario?

El panorama es realmente poco alentador. En tres años de gestión no se ha avanzado prácticamente nada. Se han desentendido totalmente, seguimos con baños químicos de bajo de la Tribuna Néstor Basile, y ello me parece que es una muestra clara de lo que en realidad le importa a esta CD el Estadio.

Debería cumplirse a rajatabla lo que se aprobó en una Asamblea que es que de cada porcentaje por venta de jugadores, un 10 por ciento debe ser destinado a obras en el  Estadio, y además firmar un convenio con una empresa, que a cambio de publicidad y esponsorizacion, lleve a cabo las obras que permitan la culminación total de nuestro templo.

Aníbal Vicente, siempre presente en el Bosque.

¿Qué le parece si cerramos con algún buen recuerdo futbolístico?

Dos clásicos, y en este orden:

1970. En el Bosque la noche que le hicimos cuatro con una milonga infernal. Dos apostillas de esa noche inolvidable, no existían los celulares y por primera vez en un estadio de fútbol la gente prendió los encendedores mientras cantaba “La escoba, la escoba la tiene Mocoroa…”.

2003: 4 a 2, el “Clásico del Abandono”, dirigidos por ese gran tipo que es Carlitos Ramaciotti. La gente de Gimnasia cantó todo el entretiempo sin parar un segundo, cuenta la leyenda que el Pampa Sosa copó el centro del vestuario y les dijo que había que darlo vuelta, que los que estaban en la tribuna dejando la vida se lo merecían, y ellos no les podían fallar. Y así fue.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here