ADELANTE

0
240
El festejo para un triunfo clave (foto: Fútbol Femenino CGE).-

Claro. Se la recontra bancaron las triperas ante un rival directo. Gimnasia escapa cinco puntos por encima de su inmediato perseguidor en la lucha por el ascenso. Hace algunas fechas dos duelos claves como las visitas a Luján y Real Pilar, realzaron la autoestima y la fortaleza mental del plantel. Ganaron cuando había que ganar, se sobrepusieron a un juego difícil.

SAT es un equipo práctico, que entendió cómo ganar en una disciplina que exige infraestructura. No sólo la pusieron a disposición sino que aprovecharon las limitaciones físico-técnicas propias de una formación deportiva medio pelo. Son fuertes y ordenadas, ganan la segunda pelota y son prolijas en el pelotazo. No hay juego vistoso, sólo algunos destellos de buen pie de Rivas y de Yamila Ruiz autora del gol. Suficiente para poner en problemas -y ganarle hace unos meses- a un Gimnasia que es de lo mejor a nivel AFA.

El Lobo probó más en el primer tiempo pero un error de Rolón en la pelota parada terminó complicando el desarrollo. El dominio era innegable pero la falta de definición y la buena actuación de la arquera Farías condicionaron al ataque tripero que terminó ansioso el primer tiempo.

Con un gran marco en Estancia Chica, el complemento fue muy intenso. La posesión en la mitad de cancha era incuestionable, pero los errores en la toma de decisiones en tres cuartos y la solidez defensiva de García para sacar todo del área fueron clave en la defensa de Televisión.

La generosidad que cuesta. Guiñazú durante toda la tarde buscó a Sánchez y a Díaz. Incluso estando frente al arco con balón en movimiento. En la jugada en que en lugar de apuntar a sus compañeras le apuntó al arco, llegó el empate tripero. El despliegue físico fue enorme, lo mismo que Zarza, que así como frente a All Boys descolló por la derecha para tragedia de la marcadora de punta que no la pudo encontrar en todo el partido.

Finalmente, el arrojo que le faltaba a Lali Esquivel lo recuperó en el momento perfecto. Forzado por el enésimo desborde de Zarza, una falta de atención entre Farías y su zaguera se quedó en el punta del botín derecho de la 10 para desahogarse en una montaña tripera contra el córner derecho.

Gimnasia demostró juego no paró de buscar. Dio un paso importantísimo en el aún largo camino al ascenso. Juana Bilos volvió a entrar en juego luego de meses fuera por lesión. La zaguera central va de apoco pero a paso firme, lo mismo que Pilar Reina que se come las rodillas por cruzar de nuevo la línea de cal. En la semana van ganando rodaje y probarán en el próximo amistoso.

Con el plantel prácticamente completo, se verá las caras con Puerto Nuevo el próximo domingo en Estancia Chica para sostener la racha y no correr riesgos en las últimas fechas.

Compartir
Artículo anterior¡GIMNASIA NO OLVIDA!
Artículo siguienteESO ES LA PINTURA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here