¿QUÉ HACEMOS LOBO?

0
1224

En un momento por demás complejo, diversos actores de la vida político-institucional del Club dejaron sus sensaciones. Todas las energías puestas en la recta final del torneo y luego sí, la necesidad de profundos replanteos.

Lucas Castagneto: Es de los peores momentos institucionales desde que tengo memoria. Es la pelota lo que determina la visibilidad, pero tiene que ver con el Club concursado; Estancia Chica en venta; fondos de inversión para divisiones inferiores y con un presidente que se encarga de cerrarnos las puertas a todos los que queremos colaborar, mientras se usa y bastardea a figuras importantes de la institución.

La salida a esta situación de decadencia dirigencial  es encontrar una renovación en serio, que corte con los negociados de algunos, no sólo internos, sino externos. Llama la atención cómo cambian nombres y hay cosas que se mantienen, sin ningún tipo de auditoría. Hace años había más involucramiento, hoy pasan cosas que hubiesen sido intolerables y eso hace que muchas personas puedan avanzar en sus intenciones.

Se requiere gente comprometida, no que no haya participado, pero no la complicidad de quienes se creen dueños del Club al ocupar un cargo.

Mariano Cowen: Estos seis partidos son una carta fundamental que determinarán el futuro institucional, ya que es un club en el que el fútbol ocupa un lugar preponderante, por los ingresos que genera, por la pasión que mueve… Hay que hacer mucha fuerza para que Gimnasia siga en Primera, los triperos tenemos que estar ayudando, metidos, sin poner palos en la rueda. Es determinante.

El plantel no es bueno, en ningún momento se le encontró la vuelta a la política deportiva, hubo cambios extremos como pasar de Alfaro a Soso por ejemplo. Es algo que termina determinando la realidad, no todo  es obra del azar. Y lo futbolístico repercute en lo institucional. De todos modos los cambios deben ser planteados una vez concluido el torneo, para no desviar el objetivo.

No tuvimos respuestas satisfactorias en nuestros intentos de colaboración, pero no es “ahora que se arreglen”, tratamos de colaborar en todo. Hay que planificar a largo plazo el Club que queremos, algo que no se limita a tres años. Estructuras, la gente idónea. No pensar en 40 o 50 iluminados. No todo el mundo puede opinar de todo.

Por convicción y formación, apunto a los grupos horizontales; así trabajamos en la campaña y lo reafirmo. Mucho trabajo se necesita, con recursos genuinos. El facilismo de que alguien la pone y después devolvérsela no sirve.

Marito Díaz: El problema es dirigencial. Nadie sabe absolutamente nada de fútbol. La gran mayoría son buenos muchachos, muy triperos y futboleros. Pero de ahí a poder tomar un café con el DT, planificar una pretemporada, ver juveniles, incorporaciones, armar un presupuesto adecuado…

Gimnasia es como un Ministerio, los jugadores no juegan copas, no ganan clásicos y cada vez cobran más. Nos pasa lo que nos pasa, los mediocres cobran como cracks y jugadores como Alemán se tienen que ir a los pocos meses.

Tenemos presidentes que tienen dinero, exitosos en sus empresas, pero que no saben nada de fútbol. Hay que tener un presidente o uno de los tres vices que sepa, que opine, que tenga buena agenda, diálogo. Pero ni esta CD ni las anteriores lo lograron. Futboleros, de 36 integrantes, 30 lo son, pero de ahí a tener opiniones sólidas hay un abismo. Hasta que no cambiemos eso, no va a cambiar Gimnasia.

Al momento de jugarse la permanencia, cualquier jugador mediocre va a pedir un dineral, porque hay que poner la carita y es el peligro de perder la categoría, un gran problema futbolístico, institucional, societario, es un desplome. Ya lo hemos vivido. En la cabeza de la institución tiene que haber un hombre que tome decisiones de fútbol con conocimiento.

Fercho Domínguez Estoy preocupado como todos los hinchas de Gimnasia con el tema del promedio, porque es una situación que excede a un técnico y es más compleja. Ya pasaron Alfaro, Soso, Sava, un manager como Depietri que no conocía a los jugadores y ahora Troglio. A esto hay que sumarle que se fueron mucho más jugadores de los que llegaron.

Hace dos años y medio estábamos décimos en el promedio, el declive en este último tiempo es muy notorio, el achique del plantel y el ajuste trae consecuencias.

También preocupa el plano institucional y social, además de los pagos futuros del concurso y la deuda post-concursal. Pellegrino tiene que dejar su soberbia y ego de lado. Gimnasia necesita más humildad, trabajo y participación de todos los sectores para lograr un Club con más socios, obras y equipos a la altura de nuestra historia y nuestra hinchada.

Salvador Robustelli: La situación deportiva es muy preocupante, para este campeonato y mucho más para el próximo. La situación económica también es agobiante, pues tenemos una deuda post-concursal muy grande y dolarizada.

No quiero ser presidente para ganarle a otro, se necesita un acuerdo programático, hacia dónde quiere ir el Club, con consenso y alternancia en el poder.

Se tienen que terminar las descalificaciones, concentrar a los mejores. La salida del Club no va a ser con el próximo presidente, si no, como dije, una sana alternancia a largo plazo, que nadie saque los pies del plato al acuerdo programático planteado.

Aníbal Vicente: La realidad es delicada. Concursaron, pero hasta donde podemos saber hoy existe una deuda post-concursal superior a la del concurso.

Venden jugadores a precio de subasta e incorporan pésimo.

No informan sobre los ingresos por las ventas, ni por los porcentajes de jugadores que pasaron por el Club y fueron vendidos al exterior.

Se manejan de modo autoritario, con una total falta de respeto por el que piensa distinto y cerraron las puertas de la institución a todos los que le arrimaron proyectos.

Eso se ve reflejado hoy en el fútbol, y el resto de los deportes.

No avanzaron en ninguna obra. Nos dejan un club endeudado, concursado y en zona de descenso.

Gimnasia hoy es un club a la deriva, personalista y ajeno a lo que los socios merecen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here