LO QUE IMPORTA ES «PARA QUÉ», NOS DECÍA NÉSTOR BASILE

0

En la foto de la tapa de Tribuna Gimnasista Nº94 el Pampa Sosa festeja en 60 y 118 un gol a River, mientras lo sufre Berizzo, desparramado en el césped. En la nota “El Pampa nos salvó” escrita por Néstor Basile (página 3) Se informa el monto total por la venta de Roberto “Pampa” Sosa al Udinese: U$S 5.600.000 libres. Y decía “Con el hecho consumado, falta lo principal: el para qué.  Si la deuda total a la fecha asciende a los 4.400.000, quedamos al día y nos sobra tela para cumplir un anhelo que es unánime en el triperio, un reclamo que ahora no puede ofrecer excusas para postergarlo… Todo el estadio debe ser remodelado ya”… Por favor, recobren al arquitecto Luis Díaz y manos a la obra en el proyecto.

Pasó mucho tiempo de Junio de 1998 a nuestros días y el estadio de Gimnasia, club decano de América, sigue sin terminarse. Vale recordar, claro, que los arreglos y obras que se hicieron, sobre todo por presión, aportes en dinero y tiempo de los hinchas, llevaron a que Gimnasia no tenga que mendigar donde alquilar para jugar, como le sucede a otras instituciones de menor convocatoria de la zona.

Las ventas millonarias al exterior de “Chirola” Romero, del “Tornado” Alonso, de Guglielminpietro, del “Pampa” Sosa y el “Colo” Sava, no dejaron obras a la altura de lo que Gimnasia vendió. Si sumamos los dólares que ingresaron alcanzaba para la ampliación y modernización del estadio, mejores instalaciones para el semillero e incluso podrían haber dejado de castigar al socio con aumento de cuotas por un largo tiempo. Pero lamentablemente no fue así, esa plata se fue en extensas listas de «refuerzos» que en la suma, dejaron muy poco a la institución.

Lo que manifestaba Néstor Basile, lo que nos deja como experiencia tanto ingreso y tan pocos frutos, es que no vale de nada el ingreso de mucho dinero, si no se usa en un bien concreto. Un complejo deportivo para inferiores; camisetas y carnets para regalar a chiquitos de La Plata, Berisso, Ensenada y Magdalena, fomentando el amor por Gimnasia a futuros nuevos socios y deportistas; incluso obras como el techado de la pileta para sumar servicios y nuevos socios; un resto bar a precios populares en el Bosque, un gimnasio amplio y equipado en el predio del Bosque, esas son medidas concretas de inversión.

En junio de 1998 Néstor Basile nos señalaba algo fundamental, cuando hay una posibilidad de un ingreso grande de dinero, lo que más importa es tener las ideas “madre” bien claras, y, obviamente, en lo posible: un proyecto. No volver a malgastar en la lotería que nunca dió frutos: «alquilamos jugadores y quizás nos sale bien». la lista del gasto en «refuerzos» daría más de un estadio y algunos polideportivos. Hay que invertir en obras que generen una acción social o un espacio para sumar socios y formar jugadores desde pibes hasta primera. Un estadio grande y localista; Espacios y servicios específicos para las inferiores y trabajar para sumar socios a medida del bolsillo de cada uno, para que todos puedan ser socios. Con el norte en esas tres medidas, las alegrías futbolísticas que el hincha de Gimnasia sobradamente merece, vienen solas. – Rafael Ton –