LOBO SOCIAL, POPULAR Y SOLIDARIO

0

Luego del masivo guiso de lentejas en el Estadio del Bosque para celebrar el 131 aniversario del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata, Ginasiá dialogó con Sebastián Petricca, uno de los organizadores del encuentro, quien no ocultó su satisfacción por la impactante afluencia de triperos en la jornada del domingo 3 de junio.

“Fue una idea muy linda de tantas noches de locura, convocando a todos los chicos que saben estar en todos estos tipos de eventos. Se trató de hacer lo que se viene haciendo. Gimnasia es todo el tiempo, todo momento. Yo entré por el fútbol y hoy estamos más abocados a saber cómo está la institución”, expuso.

En torno al carácter abierto y gratuito del evento, reconoció que fue pensado en que, acorde al complejo escenario económico, “quizás había gente que no tenía para comer.Nosotros tenemos la posibilidad de ir siempre a la cancha y había mucha gente, familias completas que decían‘cómo puede ser que sea gratis’, no lo entendían”.

Acto seguido, agradeció “a las filiales;a la coordinadora de filiales, Ariadna Rueda, a Las Lobas que oficiaron de mozas; a todos en particular que siempre están al lado del Club, para ponerle todo el sentimiento por Gimnasia para compartir un lindo momento en nuestro lugar, el que nos une”.

“Hubo familias, chicos corriendo por los jardines, fue compartir un ratito más allá de un partido de fútbol”, prosiguió Petricca en torno a esta iniciativa que ya lleva varios años, pergeñado originalmente en «Gimnasia y Nada más» y que hoy es fija en el calendario gimnasista.

“Todos sabemos que la fiesta oficial del aniversario del Club se tiene que hacer, por un montón de cuestiones, pero esto es más para el hincha de tablón, compartir con pares, con familias, sin desmerecer a nadie, es para los que todo les cuesta un montón. Desde el lugar de uno, poder darle algo más a un hincha común o una familia, bárbaro, nos ponemos a laburar todos juntos”, reforzó.

Luego volvió a hacer hincapié en la importancia del trabajo conjunto de las filiales para que el almuerzo haya sido un éxito: “Gimnasia genera toda esta locura, nos quedamos sorprendidos por la cantidad, se sirvieron unos 1.300, 1400 platos. Hubo una unión importantísima, eso le hace muy bien al Club y ayuda a seguir motivando”.

“Llegué a mi casa feliz y me largué a llorar, abrazado con mi mujer y mi hija. Ellas son mi sostén y las que permiten que haga esto; además es la gente del Lobo que a uno lo motiva y todas las personas que ayudaron, quizás uno sea una de las caras visibles, pero atrás hay muchos y no paro de agradecer a los agrupaciones, subcomisiones y a la gente de a pie de Gimnasia”, confiesa Sebastián.

Finalmente, consultado sobre si sufrió más cuando se iba rascando el fondo de olla para poder satisfacer a los comensales o cuando solía surgir algún contratiempo en los micros de las movilizaciones, confesó: “Son más de 12 años con los viajes y lo del domingo fue un sueño hecho realidad”.

“Pero yo vivo y muero por el micro, mientras se cocinaban las lentejas estaba pidiendo presupuesto y organizando rifas para el partido de la Copa Argentina. El micro es mi vida y si hay un viaje a la luna lo vamos a hacer”, sentenció.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here