AL LOBO LO QUEREMOS EN LAS BUENAS Y EN LAS MALAS

0

Tal vez con vino tinto se pueda digerir el partido que disputó el Lobo en Mendoza.  Derrota por 3 a 0 jugando el peor partido de las seis fechas que se llevan disputadas en la desigual Superliga.

Con un discreto funcionamiento colectivo y defendiendo muy mal, el equipo de Mariano Soso volvió a sufrir y mucho. La cosecha de puntos no es buena y el rendimiento del equipo tampoco, es por esto que la preocupación del hincha va en aumento.

Se jugó un flojo partido de local ante un gran equipo como Lanús (semifinalista de la Copa Libertadores de América) y fue derrota por 3 a 1 y posteriori, este otro cotejo, de  peor desempeño aún en condición de visitante versus el modesto Godoy Cruz.

Nuevamente desde el vestuario, a los 5 minutos del primer tiempo ya se perdía. Muchas ventajas y desatenciones defensivas para un fútbol donde el que da tamañas facilidades, generalmente, pierde.

Después de tres o cuatro claras del rival llegó el gol que se presentía. Gimnasia no hizo nunca pie y ya cuesta arriba como pasó ante Lanús el equipo tenía que salir a buscar el empate.

Lejos de ser un conjunto que ataca compulsivamente, ya que nunca pudo conservar la pelota y le costó llegar al arco rival, tuvo las más claras en los pies de Ibáñez,  único mano a mano en todo el primer tiempo.

La mitad del campo, zona de libre tránsito y manejo, le facilitó las cosas al Tomba que llegaba con comodidad a inquietar a Alexis Martín Arias. Alguno dirá que el equipo cuyano nos hizo precio, en la segunda parte ya dos goles abajo, poco aportaron los cambios y todo retroceso era una un descontrol. Nadie sabe a ciencia cierta a dónde apuntar, puede ser el dibujo táctico, los rendimientos individuales, lo propuesto por el cuerpo técnico o la mala fortuna, pero sí se sabe que está naufragando en el campeonato.

Compartir
Artículo anteriorHUEVOS DE LOBO
Artículo siguienteDIBUJE MAESTRO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here