EL LOBO DEL 62 Y PEDRO LADISLAO GALEANO

0
Datos de la memoria, PEDRO GALEANO.
Por el Arquitecto Luis Eduardo Díaz

Mi papá me llevó por primera vez a la tribuna del Bosque en el ’55, desde ese día nunca pude dejar de ir a la cancha . Recuerdo que en el 57 fuimos a despedir al artillero Francisco Loiácono, que se iba a Italia, al Vicenza. Llegábamos siempre cruzando el bosque, solo recuerdo las tribunas de madera y la gente. De visitante fui con mi papá en el 58 a la cancha de Huracán y aún creo que tengo la tristeza adentro al ver Constitución y Parque de los Patricios con los hospitales, el Borda y los galpones impenetrables. En el 60 campeones en la piojera, llenando la 57 y la 1, inolvidable….En el ’62 tenía 13 años y quede atrapado por ese fantástico equipo: «EL LOBO DEL 62»

Aunque tenia esa edad sentí en la piel a la gente movilizada, forme parte de ese gentío azul y blanco ,que inventó peregrinaciones nunca antes vistas siguiendo a un equipo invencible que ganaba en River, en Racing, en todos lados, hasta la calurosa tarde de Atlanta ,un 25 de noviembre, ahí supe que la derrota y el dolor también formaban parte de la vida.
La bandera era un lobo en tren, el Expreso. Habia nacido un mito: EL LOBO. Del dibujo de Trouet a la vida, porque el lobo comenzó a vivir, creció y nos acompaña hasta hoy.
EL LOBO nos dio una nueva identidad y EL LOBOSQUE seria inseparable para siempre.
De los próceres de la primaria estaba la estatua severa y mortuoria de un Sarmiento de yeso, San Martín ya viejo y el sargento Cabral… Para mí la “línea de cuatro“ se completaba con otro prócer: PEDRO LADISLAO GALEANO (FOTO). Tengo la imagen del héroe ensangrentado que nunca dejaba la cancha, que nunca renunciaba a la lucha. Durante muchos años lo imaginé de mármol con un corazón grande como el bosque. Fue formativo, definió nuestra moral de voluntad infinita y transparencia. Pedro Ladislao Galeano era un gladiador romano (creo que hasta lo soñé luchando solo en la arena contra los malditos leones), cuando trababa una pelota los árboles del bosque se movían como arrancados por un tornado, era el símbolo de ese glorioso equipo El LOBO DEL ’62, que tenia al turco Minoian, Lejona, Davoine, Marinovich… Diego que volvía de España, Daniel el mejor 5 de la historia del futbol… El loquito Ciaccia,un duende que bailaba hasta a los árboles del bosque, el Tanque y el peruano Gómez Sánchez que quedó traspapelado de aquel otro equipo , el seleccionado peruano que había deslumbrado Buenos Aires a puro virtuosismo. El LOBO DEL 62 quedó en la historia, en nuestras vidas, un equipo brutal que no debía salir campeón, era la época de grandes y chicos.Con el tiempo todo cambió y no solo seguirían saliendo campeones los poderosos, sino también los criminales.

PEDRO GALEANO, el mariscal, don Pedro del área, fue el símbolo, el duro, en una época en que los backs centrales definían el aguante del futbol. Era otro momento de la historia donde avisarle al referí un golpe no existía, al futbol lo jugaban hombres. Todos tenían duros en sus equipos desde Dellacha a Hacha brava Navarro, y nosotros teníamos a Pedro Ladislao un duro leal. Me acuerdo del 2 a 0 en la piojera, llenamos 1 y la 57, los arrinconamos contra 55, ahí comprendí lo de las mayorías definitivamente. Nos criamos con la tranquilidad de que éramos muchos más.

A veces pienso en esa época, no como pasado, no desde la nostalgia, sino como la época en que se definieron en mi vida cosas importantes y Galeano forma parte de todo eso.
Nunca lo imaginé separado del bosque, lo nuestro en nuestro lugar.
Recuerdo al presidente Laureano Durán una mezcla de Gary Cooper y el flaco Stan Lauren llegar a la tribuna popular de local o visitante para ver los partidos con su gente, la gente lo aplaudía sintiéndolo uno mas e inclusive luego de los partidos íbamos a su casa a agradecerle tanta felicidad, el salía y devolvía el afecto……( Nunca lo imaginé como protagonista de una película siniestra de traiciones , cerrando el bosque con candado y llevándonos a jugar a un estadio de juguete).lo nuestro en nuestro lugar.
El lobo del ’62 – Pedro Ladislao Galeano – Diego y Daniel – Don Laureano – Dale dale – Los trenes de hierro y madera – El Bosque…Fueron apareciendo los personajes y el escenario de los que nunca pudimos separarnos. Luego vendría la barredora del ’70… pero ya Pedrito Galeano no estaría.
ARQUITECTO – LUIS EDUARDO DÍAZ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here