DEL TABLÓN A LA ACTUALIDAD

1

De a poco la gente se va dando cuenta de las manipulaciones mediáticas. Ya no se escucha tanto aquello que repetía la abuela “lo dijo la tele” o “salió en el diario”. La información pasó a ser una mercadería, nos fuimos dando cuenta que detrás de las noticias hay empresas, empresarios que buscan beneficios económicos y esto los mueve a elegir que decir y como. Ya sabemos que los medios ignoran o resaltan según los gobiernos de turno y sus propios intereses. El fútbol no escapa a esto, son evidentes los relatos de equipos grandes que parecen partidarios o favoritismos en la información según los colores de los empresarios que manejan ciertos medios. En octubre del 2004 Juano Cosentino, a quien recordamos con gran afecto, escribía en “Tribuna Gimnasista” sobre la inclinación de la balanza mediática en cuanto a Gimnasia y su clásico rival. Un informe que parece seguir manteniendo cierta vigencia y al que se lo podrían, hoy, agregar más datos

Tapa Diario El Plata Jueves 1 de Junio 2017

La historia (que nos cuentan)

Se pueden decir mil cosas sobre la historia, y seguro alguien tendrá argumentos para discutir cada afirmación. Pero lo que nadie podrá negar es que la historia es una “construcción” humana y como tal depende de las intenciones de quien la construya, la forma que esta tendrá.

Si hablamos de fútbol es obvio que la historia la construyen los medios de comunicación, al menos ellos son los que nos dicen como se ven las cosas… Veamos algunos ejemplos de los medios de comunicación con referencia a Gimnasia y a “ellos”, solo los que me acuerdo ahora. El que quiera puede ir agregando a la lista.

–          En el campeonato pasado Gimnasia peleaba el descenso, hacía una campaña propia de esa situación, era todo angustia, miedo, etcétera. Ellos en cambio peleaban el campeonato, eran serios candidatos a lograrlo, un equipo que ilusionaba y todo lo demás. ¿Cómo se explica entonces que los dos equipos hayan terminado apenas separados por un par de puntos? Seguro que no es por un fracaso de ellos, ni porque nosotros no éramos tan malos como se creía. Al contrario, a su “gran campaña” se le oponía nuestra “racha”, apenas una inexplicable “levantada”.

–          Salir subcampeón es el peor de los fracasos, nos hicieron creer que era una vergüenza, que era preferible salir último antes que segundo. Claro que esto es así cuando los segundos somos nosotros, cuando en cambio el segundo es Bilardo, por ejemplo, resulta que es un genio del fútbol que “dejó a Alemania 23 veces en orsay”. Si nosotros llegamos a ese lugar haciendo goles sobre la hora, llegamos de culo. En cambio si los hiciste por penales, habiendo tenido la “desgracia” de que tu arquero titular se lesionó y el suplente te salvó las papas es porque sos un visionario del fútbol mundial. Claro, dicen ellos, no me vas a comparar un mundial donde juegan los mejores equipos del mundo, con un campeonato de acá. ¿Pero como, no es que en un mundial uno tiene la ventaja de justamente poder elegir a los mejores jugadores de tu país? (bueno si pensamos en Monzón, Batista, Dezotti, parecería que no es así)

–          El mérito siempre es de ellos: cuando Bianchi salió campeón por primera vez en Vélez resultó que era el equipo armado por Manera, ahora resulta que cuando el campeón es Russo no es por el equipo armado por Fanessi que el año pasado salió “segundo”. Fanessi es el fracasado que no logró lo que si hizo Miguelito, que es de la escuela de Bilardo ¿Viste?… Ellos nunca fracasan: por eso cuando Bilardo llegó al Sevilla y le trajeron a cuanto jugador pidió, incluyendo a Maradona, y el objetivo era entrar a la Copa UEFA, no fue un fracaso que ese equipo haya salido sexto y no haya clasificado a ninguna copa. En realidad todo fue culpa de Maradona que estaba gordo. Eso sí, no se te ocurra nunca decir que el mundial de México 86 con el Diego como estaba lo ganaba Argentina aunque lo dirigiera yo. Eso no es así, ese era “el equipo del narigón” lo mismo que el Boca de Bilardo ese, que se comió seis con el Lobo en la Bombonera. ¿Se acuerdan los refuerzos que llevó Bilardo a ese Boca? Pero fracaso es el de Menotti que no pudo salir campeón con Rosario Central ni con Independiente, no importa las campañas que hizo “porque del segundo nadie se acuerda”. Para peor el “traidor” de Menotti se fue de esos equipos a mitad del campeonato ¡Los dejó en banda! Distinto a lo que hizo el narigón que los dejó peor que cuando arrancó y se fue “por problemas personales”. A él todo se le perdona…

          Los clásicos importantes siempre los ganaron ellos: Me acuerdo que el primer clásico que fui era “CLASICO 100”, así me lo vendieron, así lo promocionaron. Obviamente lo ganaron ellos y con ese clásico estiraban la diferencia de partidos ganados de 6 a 7 partidos. Años haciendo cuentas y ganando clásicos hasta que por fin: ¡Los pasamos! Pero no era así, el diario El día se encargó de revisar la historia y “demostrar” que estábamos equivocados que ellos seguían arriba porque había un clásico mal contado. Daba la puta casualidad que era un clásico ganado por nosotros… Ahora no crean que entonces, si había uno mal contado el 100 había sido el 99 y entonces nosotros habíamos ganado el del número redondo. Debe ser por eso de que en el fútbol las matemáticas fallan, que el 100 sigue siendo el que ganaron ellos, aunque se cuente un clásico menos ¿? Lo mismo paso con el clásico que “definía un campeonato”, sin importar que en realidad dependíamos de Vélez y del penal que pateó su actual técnico, acusado de un caso de coima en Francia, Burruchaga que se lo regaló a Chilavert, peleándose con Mondragón que era el encargado de patear… ¿Cómo decís? ¿Qué ellos no lo ganaron, que empatamos? No puede ser si yo me acuerdo que sus jugadores se subieron al travesaño, festejaron como locos los simpatizantes con el Profe Córdoba… ¿Festejaron un empate contra un equipo “sin historia”? ¡No puede ser! Seguro que festejaran su cuarto puesto, aunque hasta dos partidos atrás se creyesen campeones. Tuvieron la suerte de no pasar por la vergüenza de salir subcampeones. Tampoco importaba el clásico del 4 a 1 en el que nosotros nos creíamos que peleaban el campeonato y querían ser campeones, nada que ver. Su objetivo era entrar a las copas ¡Y lo lograron! Si hubiera sido así, no se comían cuatro goles. Es mentira que esperaron ese partido todo un año porque nos mandaban a la B y daban la vuelta, es mentira que llegaron globos negros y se los metieron en el culo. Es mentira, ellos las finales no las pierden. Es por eso que los medios nunca hablaron de fracaso con Merlo, como lo hacían con el Gimnasia de Griguol.

          Cuando Gimnasia clasificó para las copas, era una Sudamericana que es una copa sin mucha importancia y para que valga la pena jugar la libertadores tenes que salir campeón, “no entrar por la ventana”. En el caso de ellos es distinto porque “tienen historia”, ya no importa que hayan clasificado por haber salido dos veces cuartos, mientras que no salgas segundo… Si hasta cuando se fueron a la B lo hicieron porque querían, ¿No viste que festejaron? No importa que en la cancha de Lanús el día que descendieron volvieron todos llorando. Acordate que el diario El día no usó la palabra descenso en todo el suplemento, si ya sé que cuando nos fuimos nosotros titularon así: “descendió Gimnasia”. Pero para ellos es distinto por eso pusieron “El desafío de volver”. Lo que para unos es una desgracia para otros es “un nuevo desafío”.

Si quieren sigo, tengo mil más para poner.

Creo que con esto es suficiente para que reflexionemos sobre lo que escuchamos, lo que decimos, lo que pretenden que creamos. Para que no confundamos lo que siempre fuimos y de lo que siempre estuvimos orgullosos, con lo que algunos pretenden que sea. Nunca más acertada la bandera que decía el domingo en el Bosque: “estudiantes de La Plata, TODO LO QUE NO QUEREMOS SER”

Juano “Piojo” Cosentino  

Socio al minuto de nacer

Octubre 2004 – Correo de lectores.
Página 10 – TRIBUNA GIMNASISTA

Compartir
Artículo anteriorTATIANA VERA «10»
Artículo siguienteCORAZON DE LOBO

1 Comentario

  1. Excelentes notas, chicos.- Es exactamente así, desde siempre «ellos»se han adueñado de la parcializada opinión deportiva de la ciudad y es lógico; el único diario de edición masiva de La Plata, es de «ellos»; la Radio FM deportiva más escuchada, es de «ellos» y, en ambos, la objetividad, (dogma ineludible de cualquier buen periodista), se pierde hasta límites realmente llamativos.- En La Plata nos conocemos todos, (sobre todo los que como yo pasamos los 60 pirulos) y basta hacer un breve relevamiento para ver, que en los planteles periodístico-deportivos de esos medios, «ellos», son mayoría y eso les permite transformar un programa o editorial público en algo prácticamente partidario.- Abrazo Tripero!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here